“Hospedadores: Un amor desinteresado” Comisión de Hospedaje en Conferencia Osorno 2019

Hospedaje es otra de las comisiones que ayudó al desarrollo de la Conferencia, especialmente porque permiten que nuestros pastores se sientan acogidos. Este trabajo es realizado gracias a hermanos de noble corazón que accedieron a recibir en sus casas a los hijos de Dios.

El hogar es importante no solo porque otorga muebles necesarios para descansar y alimentarse, sino porque es ahí donde se siente el calor, amor y abrigo de familia. Al igual que con los seres queridos, la familia en la fe siempre esta dispuesta a brindar un lugar para que distintos hermanos y pastores puedan alojar.

La Iglesia Metodista Pentecostal de Chile es reconocida por su hospitalidad. En esta ocasión, los hermanos de Osorno y sus alrededores, dejaron ver el cariño hacia los pastores, que pese a no conocerles con antelación los hicieron parte de sus familias.

Para los pastores que vienen de distintas partes del país ha sido una bendición inmensamente grande poder compartir alimentos y experiencias con sus hermanos hospedadores, valoran el esfuerzo y sacrificio que ellos hacen por entregarles todas las comodidades posibles, incluso cuando están atareados con otras comisiones de las cuales son parte en esta Conferencia.

Es importante destacar que la mayoría de los hermanos hospedadores tienen algún integrante de la familia que no asiste a la iglesia, por lo cual en estos días que llevan hospedados en la casa de los hermanos, incesantemente le han clamado a Dios por ellos y les han presentado el evangelio de Salvación, compartiendo desde su experiencia cómo el Señor salió a su encuentro, y les dio vida y paz en abundancia.

Según lo señalado por el pastor Moisés González, estar al mando es una gran responsabilidad, pues el deseo del Sector 21 como organizadores, era que los pastores se sintieran acogidos cuando llegarán al hogar después de largas e intensas sesiones.

El pastor Moisés tuvo la dicha de ver como los hermanos se anotaban para recibir a los pastores, tarea que al comienzo le parecía difícil, pero que con el pasar de los días se transformó en gozo al ver el interés de los hermanos por admitir a pastores en sus hogares.

Las localidades alejadas de Osorno no quisieron estar ajenas a tan grande bendición y, a pesar que era difícil hospedar por la locomoción, con creatividad se organizaron entre los hermanos  de la iglesia para que mancomunadamente pudieran trasladar a los pastores a los centros de reuniones. Las largas distancias han sido suplidas por el cariño y la atención de los hermanos, quienes de forma desinteresada se preocupan por cada necesidad que los pastores presentaron durante la semana.

El trabajo de preparación con los hermanos que hospedaron se comenzó a efectuar en el año 2017, esto porque tempranamente realizaron la distribución de hogares y pastores, de forma tal que los hermanos ya tuviesen una noción de los pastores que recibirían, motivándolos de esta manera a clamar por ellos, especialmente para que su llegada hasta Osorno fuera en bendición.

Tanto para los hospedadores como para el pastorado en general, esta hermosa instancia sirvió para ser edificados y para aprender los unos de los otros; no cabe duda que estas enseñanzas quedarán grabadas en el corazón de nuestros hermanos y pastores.

“No os olvidéis de la hospitalidad, porque por ella algunos, sin saberlo, hospedaron ángeles” (Hebreos 13:2)


Redacción: Corresponsal Fabiola Moya Quintana 

Impactos: 184

Los comentarios están cerrados.